Advertencia:

Este sitio no es recomendable para ovejas y/o rebaños que deban ser conducidos por pastores, este es un sitio para personas pensantes, personas que hagan uso del maravilloso regalo de Dios: el RACIOCINIO, que no es otra cosa que: “USAR LA RAZÓN PARA CONOCER Y JUZGAR"

Si Dios, por quien tenemos la razón, exige sacrificar la razón, es un prestidigitador que hace desaparecer lo que acaba de dar. (Diderot)

No aceptar como verdadero nada que no conozca evidéntemente como tal. (René Descartes)

"Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas" (Evelyn Beatrice Hall)

    lunes, 28 de diciembre de 2009

    Matanza de los inocentes (Mateo 2:16)

    Es mi intención ir tratando los capítulos y versículos bíblicos en el orden en que aparecen en la Biblia, pero en esta oportunidad, y en función de que hoy, 28 de diciembre, se conmemora en muchos países la "matanza de los santos inocentes", me permito la libertad de plantear a los lectores lo tratado en Mateo, capítulo2 versículo 16....y la cosa va así:....

    Mateo 2:16
    16.- Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó a matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores conforme al tiempo que había inquirido de los magos.

    Visto el versículo en cuestión, es interesante señalar, que el único evangelio que narra esta atrocidad es el evangelio de Mateo, ni Marcos, ni Lucas, y mucho menos Juan, hacen mención de este horroroso hecho, lo que resulta sorprendente, toda vez que la orden fue: "matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y todos sus alrededores"......quiero hacer una invitación a los lectores para que por un momento se imaginen este horror....y entonces concluyan si es posible, que algo tan mostruoso pudo haber sucedido sin que ninguno de los otros tres evangelistas lo haya mencionado, siendo que:

    Mateo 2:17-18
    17.- Entonces se cumplió lo que fue dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo:
    18.- Voz fue oida en Ramá, grande lamentación, lloro y gemido; Raquel que llora a sus hijos, y no quiso ser consolada, porque perecieron.

    Según Mateo, y sólo Mateo, hubo lamentación, lloro y gemido,....pero grande....lo que resulta lógico, matar tantos inocentes obviamente es algo desastroso....pero....¿cómo es qué un hecho de tal magnitud pasa inadvertido para los otros tres evangelistas?.
    Hay varias cosas que resultan interesantes con respecto a Herodes, Jesús y Mateo y el contexto histórico en el que les tócó vivir:

    Mateo 2:19-20
    19.- Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto,
    20.- diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño.

    En la historia del pueblo hebreo aparecen varios personajes con el nombre de Herodes (en griego descendiente de héroe), pertenecientes a la dinastía que ejerció el poder en Palestina desde el año 37 a.C. hasta el año 100 d.C.

    Herodes El Grande
    Descendiente de una rica familia idumea. Su padre (Antípatro), a la sazón procurador de Judea, le nombra gobernador de Galilea en el año 47 a.C., cuando Herodes tiene veinticinco años de edad. Antípatro (su padre), había alcanzado la procuraduría de Judea gracias a Julio Cesar.
    Herodes, con la ayuda de Antonio y Octaviano, logra que en el año 40 a.C., el senado romano lo nombre rey de Judea (donde su padre tan sólo había sido procurador), pero para poder materializar este nombramiento tuvo que guerrear durante tres años con Antígono, último rey de la dinastía asmonea.
    En el año 37 a.C., con la ayuda del ejercito romano, toma Jerusalen y ejecuta a Antígono, su rival.
    Durante su reinado, gracias a su alianza con Roma, extendió sus dominios, su reino abarcó casi toda Palestina. No dependía del gobernador de la provincia de Siria, sino directamente del emperador, tenía en el imperio romano, el rango de "monarca aliado", entre sus obligaciones, con relación a Roma, estaba la de defender las fronteras del imperio contra las incursiones de los árabes.
    Incrementó la economía del país desarrollando la agricultura y el comercio, llevó a cabo construcciones como la fortaleza Antonia, el Palacio Real, inicia la reconstrucción del Templo teniendo especial cuidado en mantener la estructura conferida al mismo por Salomón, construye un teatro,un anfiteatro, un hipódromo...fue lo que ahora llamaríamos "un urbanista", entre los años 29 al 20 a.C. construyó Cesarea, ciudad situada al noroeste de Jerusalén, reconstruyó Samaria a la cual llamó Sebaste.
    Obviamente tales empresas requirieron cantidades ingentes de dinero, problema que solucionó echando mano al recurso de imponer impuestos onerosos a un país pequeño arruinado por las guerras internas.
    Fue cruel en extremo con sus enemigos, ya fuesen estos reales o imaginarios. A los descendientes de la dinastía asmonea, para evitar la posible reivindicación del trono, los eliminó, incluida Mariamne II, su segunda esposa.
    Sus hijos Alejandro,Aristóbulo y Antípatro no corrieron mejor suerte, a este último, que por ser su primogénito parecía destinado a sucederle en el trono, mandó a matarlo poco antes de morir él.
    Era odiado tanto por lo fariseos como por los saduceos.
    En apariencia pertenecía a la religión judía pero en realidad fue un rey pagano al cual le interesaba más la pompa que los preceptos de la ley.
    Sus subditos siempre lo consideraron un usurpador impuesto por los romanos.
    Su reino, a su muerte, fue dividido según su testamento, entre sus hijos;: Arquelao, Herodes Antipas y Herodes Felipe II.
    Su muerte ocurre el año 4 a.C., lo cual hace improbable que sea Herodes el Grande el rey mencionado en Mateo 2:16.

    Herodes Antipas
    Para distinguirlo de su padre, Herodes el Grande, se le llamó Herodes Antipas (en griego retrato del padre).
    Fue, al igual que su padre, un gran constructor; en honor del emperador Tiberio fundó Tiberias, fortificó Séforis.
    Se casó con una hija de Aretas IV, rey de los nabateos, pero la repudió y convivió con su sobrina Herodías, quien además era la esposa de su medio hermano Herodes Felipe I, e hija de su otro medio hermano, Aristóbulo; al repudiar a la hija del nabateo Aretas IV entra en guerra con este, saliendo derrotado.
    La vida de Jesús transcurrió en su totalidad durante el reinado de Herodes Antipas, quien muere después de Jesús, lo que hace improbable que sea Herodes Antipas el rey mencionado en Mateo 2:19-20.

    En función de lo antes expuesto podemos concluir que los versículos señalados a lo largo de este artículo no tienen ningún basamento histórico

    domingo, 27 de diciembre de 2009

    Abandono del padre y la madre (Génesis 2:23-24)

    ¿De dónde saca Adán el concepto de madre y padre?

    2:23.- Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.
    2:24.- Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.


    ¿Cómo puede decir eso Adán, si él no conocía padre o madre?. Hasta donde sabemos Adán fue creado a imagen y semejanza de Dios, por el mismísimo Dios, y en su creación usó polvo, al cual, después de moldearlo le insufló el hálito de la vida.
    Para que, este recién creado ser, pudiese haber emitido tal sentencia necesario era que hubiese sido concebido, no creado, y que hubiese conocido padre y madre, lo que no es posible, ya sabemos.....fue creado.
    ¿Estamos frente a otra incongruencia de La Biblia?....eso lo dejo al juicio de los lectores, sólo les recomiendo que lean los versículos arriba mencionados de manera crítica, y esta recomendación la hago en función de que un amigo seguidor de La Biblia trató de convencerme, sin lograrlo, que lo mencionado en Gen. 2:24, fue dicho por Jehová-Dios, y no por Adán....ustedes léanlo y díganme si hay algo que yo no leí, es decir si en alguna parte dice algo así como: "Y Dios dijo a continuación", por que de no ser así, para mí, quien lo dijo fue Adán, y de verdad que no tengo idea de donde puede haber sacado ese concepto, siendo que él no sabe lo que es una madre....claro...el pobrecito nunca tuvo una

    viernes, 25 de diciembre de 2009

    Seis días (Génesis 2:2)

    ¿por qué demoró tanto?

    2.- Y acabó Dios en el séptimo día la obra que hizo

    Según el autor (aparentemente Moisés), Dios demoró seis días para llevar a cabo su creación (en el séptimo descansó), y definitivamente se refiere a días humanos, "la tarde y la mañana son un día" (Gen. 1:5).
    La pregunta lógica es: ¿por qué, Dios, omnipotente como es, se demoró seis días?, Dios podía haber acabado su obra en fracciones de segundo.
    El hombre haciendo uso del mas rotundo antropomorfismo ubica a Dios en el concepto tiempo, no por su cabal conocimiento de la deidad, sino todo lo contrario: debido a su incapacidad para concebirla.
    Un dios limitado en el tiempo y el espacio no es otra cosa que un dios humano y como tal debe ser tomado.
    Para Dios el tiempo y el espacio no existen, el tiempo y el espacio son creaciones, conceptos humanos, Dios trasciende el tiempo, Dios es espacio.
    El hombre al no poder ascender al nivel de Dios lo hace descender para poder entenderlo/manejarlo mejor, enmarcándolo en condiciones totalmente humanas como son el tiempo y el espacio.
    Para el hombre, afortunada o desafortunadamente, todo tiene principio y todo tiene fin (tiempo), y todo está circunscrito a un determinado espacio, no tiene otra manera de concebir lo que sus sentidos captan.
    Para Dios, el verdadero, el tiempo y el espacio son él.

    domingo, 20 de diciembre de 2009

    Ciertamente morirás (Génesis 2:17, 3:4-5)

    Pero no fue así

    2:17.- Más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
    3:4.- Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;
    3:5.- sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.


    Aparentemente la serpiente tenía razón, "ciertamente" no murieron, que bueno que fue así, de otra manera no existiría la raza humana, al menos no como la conocemos.
    Esta no es la única vez que en la Biblia se incumplen las promesas o amenazas, en muchas oportunidades, ya lo veremos, sucede que Dios incumple lo ofrecido.
    No solamente no murió sino que....
    Gen. 5:5 y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años y murió.
    Generalmente los seguidores de la Biblia argumentan que Adán y Eva fueron creados para vivir eternamente, y que la muerte les llega como consecuencia por haber desobecido a Dios.
    Gen. 2:17 es claro y taxativo: "porque el día que de él comieres morirás", no dice si de él comes vas a morir, o algún día morirás, sino: "el día qe de él comieres moriras", Adán comió y no murió ese día, más aún vivió 930 años, según nos hace saber la Biblia misma.
    ¿Una contradicción, mentira o incongruencia más?.
    Lo que si sucedió fue como dijo la serpiente:.....
    Gen. 3:7 "Entonces fueron abiertos los ojos de ambos", y eso sucedió el mismo día que comieron el fruto tal y como dijo la serpiente en Gen. 3:5.

    Para que lo labrara (Génesis 2:5, 2:15)

    Dios siempre quiso que el hombre trabajara

    2:5.- y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra
    2:15.- Tomó pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.
    3:19.- Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra


    Siempre se nos ha hecho creer que Dios hace que el hombre trabaje por haber incumplido el mandato de no comer del árbol del bien y del mal, pero en los versículos precedentes podemos ver que Dios siempre quiso que el hombre trabajara desde el comienzo.
    En Gen. 2:17 encontramos que Dios le prohibe al hombre comer del árbol del bien y del mal, so pena de muerte; el hombre hace caso omiso del mandato divino, y Dios en consecuencia le impone como castigo (entre otras cosas) el trabajo: "con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra" (Gen. 3:19).
    Esta es una más de las incongruencias bíblicas: le impone como castigo algo que ya él (Dios), había decidido que el hombre llevara a cabo cuando: "Tomó pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el huerto del Edén para que lo labrara y lo guardase (Gen. 2:15).
    A no ser que "labrar y guardar" no sean un trabajo, es falso de toda falsedad que el hombre, en el paraiso, no iba a trabajar, y que el trabajo es una consecuencia de su transgresión, Dios, y así queda demostrado en Gen. 2:15 tenía entre sus planes que el hombre trabajara.

    sábado, 19 de diciembre de 2009

    La gran tentación - El experimento (Génesis 2: 8-9)

    “Delicioso a la vista”, ¡Que tentación tan grande!
    Como si fuera un juguete, un experimento


    8.- Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.
    9.- Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.


    La gran pregunta es: ¿Qué pretendía Dios cuando puso al hombre en Edén donde plantó el árbol del bien y del mal?, ¿no es Dios omnisciente, no sabía Dios la calidad de la arcilla con la que había creado al hombre?, si Dios es verdaderamente Dios, indefectiblemente tenía que saber todo lo que iba a pasar, tenía que saber que el hombre iba a comer del fruto prohibido, y si no hubiese comido tendría que saber que no iba a comer, cualquier cosa que hubiese pasado, sea que lo comiese o no, Dios en su inmensa omnisciencia lo hubiese sabido, en consecuencia Dios sabía que lo que pasó había de pasar, entonces…¿por qué el castigo?.
    Es en este momento donde aparece alguien haciendo mención al “libre albedrío”, condición por la cual el hombre tiene potestad para decidir, pero la potestad para decidir correctamente debe tener como base la experiencia, y la experiencia se adquiere gracias a la práctica y a la observación, ¿qué práctica tenía este primer hombre?, ¿cuanto podía haber observado?, este hombre era un recién nacido, era un bebé al que se le había puesto frente a la más grande tentación, pero aún cuando tuviese el deseo de obedecer el mandato divino , ¿no está acaso escrito?: ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? (Mateo 6:27).

    Dios reposa (Génesis 2:2-3)

    ¿Necesitaba Dios reposar? ¿Dios se cansa?

    2.- Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.
    3.- Y bendijo Dios al día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.


    Reposar es descansar del trabajo o cansancio, ¿Dios se cansa, no es acaso Dios omnipotente?, si es así: ¿por qué tiene que descansar como cualquier vulgar humano?.
    Debemos tomar en cuenta que el Pentateuco fue escrito miles de años despues de los eventos que narra en Génesis.
    El pueblo de Israel era de "dura cerviz", (Ex. 33:3), necesitaba leyes y normas, de allí que ¿Moisés? le presenta, por mandato de Dios, el decálogo (Ex. 20:8-11), donde encontramos:

    8.- Acuérdate del día de reposo para santificarlo
    11.- Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

    Pero el pueblo necesitaba un ejemplo a seguir, de allí surge Gen. 2:2-3
    En consecuencia, si Dios, siendo Dios descansó el séptimo día, con más razón debes hacerlo tú; no hagas lo que hicieron contigo en Egipto, donde fuiste esclavo, donde fuiste explotado

    Y vio Dios que era bueno (Génesis 1:4, 1:10, 1:12, 1:18, 1:21, 1:25, 1:31, etc.)

    ¿Está actuando por acierto y error?
    En todos los versículos señalados arriba, y otros más que por cuestión de espacio y para no ser monótonos no señalamos, hay una oración común: “Y vio Dios que era Bueno”, así fue cuando creó la luz (1:4), cuando separó la tierra de los mares (1:10), cuando hizo que la tierra produjera hierba (1:12), cuando separó la luz de las tinieblas (1:18), cuando creó vida en las aguas y creó las aves (1:21), cuando creó los animales de la tierra (1:25), y en fin cuando hubo terminado la creación (1:31).
    Aquí surge, indefectiblemente, una pregunta, pregunta esta que al hacerla quizás estemos cayendo en la peor estulticia, pero necesario es hacerla: Dios, ¿es o no es omnisciente? es decir: ¿Dios no lo sabe todo?, de ser así: ¿cómo es que después de hacer o crear algo es que “ve que es bueno”?, o ¿es que Dios estaba actuando por acierto y error, como cualquier vulgar humano?.
    Si Dios es en verdad "Dios", no necesita concluir algo para "ver que es bueno", a no ser que sea dios (con minúscula), en cuyo caso tendría sentido lo expuesto en los versículos que nos ocupan

    Separación de la luz y las tinieblas (Génesis 1: 3-5)


    No hay coincidencia en los días, con respecto a la creación de la luna y el sol

    Génesis 1: 3 - 5
    3.- Y dijo Dios: sea la luz; y fue la luz.
    4.- Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.
    5.- Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.


    Génesis 1: 14 - 19
    14.- Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años,
    15.- y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así.
    16.- E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.
    17.- Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra,
    18.- y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.
    19.- Y fue la tarde y la mañana el día cuarto


    En los versículos precedentes salta a la vista que algo no está bien, la cuestión no suena coherente, confunde: el primer día Dios dice: “sea la luz; y fue la luz”, y también en ese primer día separó (Dios) la luz de las tinieblas, llamando a la luz día y a las tinieblas noche; todo esto sucede, ya lo dijimos, el primer día, así lo atestiguan los versículos que van del 3 al 5 (ambos inclusive) sin embargo no es sino hasta el cuarto día que ordena:“Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche”, versículos 14 al 19 (ambos inclusive).

    El Reverendo C. I. Scofield, editor de la “Biblia anotada por Scofield”, nos dice:
    “Ni en este pasaje, (se refiere a los versículos del 1 al 3) ni en los versículos 14-18, se implica un acto de creación original. El término que aquí se emplea es diferente. Su significado es “hacer aparecer”, “hacer visible”. El sol y la luna fueron creados “en el principio”. Por supuesto la “luz” vino del sol, pero el vapor la difundió. Después, el sol apareció en un cielo sin nubes.”(Sic)

    El Rev. Scofield argumenta que ya las lumbreras habían sido creadas “en el principio”, la pregunta es: ¿por quién? si la respuesta fuese: por Dios, es decir este mismo Dios, este Dios del que estamos hablando, entonces surgiría una nueva pregunta: ¿y por qué entonces no comienza la narración bíblica con la creación, definida, de las lumbreras y todas las otras cosas? a lo que podría responder un lector acucioso: Sí lo dice en el versículo 1: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”, y esta respuesta nos llevaría al “principio” que menciona el Rev. Scofield, es decir: que en el versículo 1 ya Dios crea las lumbreras. Pues no, no es así, porque en el versículo 2 encontramos: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo”. Es decir las lumbreras no habían sido creadas, (y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo), por cuanto las que dan luz son las lumbreras, las que separan la luz de las tinieblas son las lumbreras, las que alumbran sobre la tierra son las lumbreras, y así lo podemos ver en los versículos 14 al 19, citados al principio, todo esto nos lleva a una nueva pregunta: ¿cómo puede llamar , el primer día, a la luz día y a las tiniebla noche, siendo que el sol y la luna (las lumbreras) fueron creadas el cuarto día?, más aún, ¿cómo puede llamar día al “primer día”, si lo que perfila, lo que delimita, lo que conforma un “día” es la luz, son las lumbreras, el sol-día, las tinieblas (la luna)-noche y estas (las lumbreras, el sol y la luna) son creadas el cuarto día?.