Advertencia:

Este sitio no es recomendable para ovejas y/o rebaños que deban ser conducidos por pastores, este es un sitio para personas pensantes, personas que hagan uso del maravilloso regalo de Dios: el RACIOCINIO, que no es otra cosa que: “USAR LA RAZÓN PARA CONOCER Y JUZGAR"

Si Dios, por quien tenemos la razón, exige sacrificar la razón, es un prestidigitador que hace desaparecer lo que acaba de dar. (Diderot)

No aceptar como verdadero nada que no conozca evidéntemente como tal. (René Descartes)

"Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas" (Evelyn Beatrice Hall)

    lunes, 4 de junio de 2012

    ¿PREDICANDO CON EL EJEMPLO?


    ¿HAZ LO QUE YO DIGO MAS NO LO QUE YO HAGO? O… HAZ LO QUE YO HAGO MAS NO LO QUE YO DIGO

    En relidad el refrán lo que dice, con una manifiesta irónía, es: “haz lo que digo mas no lo que hago”…

    Jesús nos conmina a Amar a nuestros enemigos, bendecir a los que nos maldicen, no juzgar, no condenar, perdonar y a hacer con los hombres como queremos que ellos hagan con nosotros:

    Mateo 5:44
    44.- Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

    Este es uno de los más hermosos mensajes que jamás ser alguno haya podido emitir: amar, bendecir y orar por quienes nos hacen daño, es decir elevar el espíritu por encima de las miserias humanas.

    Lucas 6:27-29
    27.- Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen;
    28.- bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.
    29.- Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues.

    El “encargo” presentado en Mateo 5:44 aparece también, aunque de otra manera (pero igual en esencia), en Lucas 6:27-29; y Lucas va más allá: “al que te hiera en una mejilla…”, es decir: combatir el mal con el bien, abatir las sombras con la luz.

    Lucas 6:31
    31.- Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

    En Lucas 6:31 Jesús se hace eco del antiguo apotegma judío “haz a los demás lo que quieres que te hagan”

    Lucas 6:37
    37.- No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

    La Tolerancia es ensalzada, por Jesús, en Lucas 6:37.

    Además en Mateo 5:22 Jesús nos exhorta a no enojarnos con nuestros hermanos, y a no ofenderlos:

    Mateo 5:22
    22.- Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 

    No obstante, Jesús, incurre en flagrante contradicción (en Mateo 23:13-29, ver abajo), es decir en una contradicción que no necesita ser probada, al ignorar sus mandatos denostando reiterada e intolerántemente de los que no le siguen, contraviniendo todo lo por él prescrito en: Mateo 5:44, Lucas 6:27-29, 6:31, 6:37, Mateo 5:22 (Capítulos y versículos anteriores), en los que nos habla de amar, perdonar, tolerar, no juzgar, y no ofender.

    Mateo 23:13-29
    13.- Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.
    14.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación.
    15.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.
    16.- ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor.
    17.- ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?
    18.- También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.

    “Hipócritas”, “guías ciegos”, “insensatos y ciegos”, son algunas de las “lindezas” con las que Jesús enrostra a los fariseos y escribas su comportamiento, olvidándose, al menos así lo parece, de los exhortos hechos en Lucas 6:37 (No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.), pero es en el versículo 19 de este mismo capítulo 5 de Mateo, donde el mensaje de Jesús alcanza el “esplendor” de la incongruencia:

    19.- ¡Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?

    Obviamente entre Mateo 23:19 y Mateo 5:22 no hay relación lógica… no hay congruencia… “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio” (Mateo 5:22)… Jesús de manera manifiesta transgrede la norma que, según él, convierte en culpable al que “se enoje contra su hermano”, él, Jesús, sin lugar a dudas, en los versículos 13 al 29, ambos inclusive, de Mateo 23 se muestra enojado contra sus hermanos, porque eso eran los escribas y fariseos… “sus hermanos”, y para colmo les llama “necios”… si esto no es una incongruencia, si no es una contradicción… que alguien me diga qué es.

    Pero… sigamos leyendo a Mateo 23…

    20.- Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él;
    21.- y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita;
    22.- y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

    En los versículos citados en párrafos anteriores de Mateo 23 llama poderosamente la atención el hecho de que en los numerados del 16 al 22 (versículos), Jesús convalida, al no cuestionar, la actitud de los escribas y fariseos con respecto a los juramentos, Jesús cuestiona, sí, la importancia del objeto o cosa por la cual se jura y establece jerarquías respecto al valor de estos objetos o cosas: “¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?” (versículo 17), “¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?” (versículo 19), y como corolario plantea: “el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.” (versículos 20-22), siendo que esta posición es, por decir lo menos, contradictoria, incompatible, discrepante con su enseñanza de Mateo 5:34-36

    Mateo 5:34-36
    34.- Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera;ni por el cielo, porque es el trono de Dios;
    35.- ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.
    36.- Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.

    … Pero… sigamos leyendo…

    23.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.
    24.- ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!
    25.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.
    26.- ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.
    27.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
    28.- Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.
    29.- ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,

    Jesús es reiterativo en su descalificar omitiendo lo que señala en Lucas 6:31 “Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos”.

    Pero hay más, mas enojo, más descalificaciones:

    Mateo 12:34
    34.- ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

    Lucas 12:56
    56. ¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo?

    Todas las sentencias, que según los evangelistas, pronunció Jesús tienen un trasfondo ético, moral; todas persiguen hacer un mejor hombre, pero si analizamos la actitud de Jesús en Mateo 23:13-29 a la luz de lo dicho por él, según Lucas 6:45 (ver abajo), nos tocaría preguntarnos: ¿hago lo que tú dices, o hago lo que tú haces?, y visto Lucas 6:45 nos tendríamos que preguntar ¿ es Jesús un hombre bueno, siendo que:  “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno”, concluyendo que: “porque de la abundancia del corazón habla la boca.” 


    Lucas 6:45
    45.- El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. 

    Pareciera que Jesús, con frecuencia, olvidara sus recomendaciones, teniendo que pagar un alto precio por estos olvidos, algo así como la crucifixión, para muestra un botón:

    Lucas 12:58-59
    58.- Cuando vayas al magistrado con tu adversario, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el alguacil te meta en la cárcel.
    59.- Te digo que no saldrás de allí, hasta que hayas pagado aun la última blanca.

    Cuando uno ve una cruz en el suelo, usualmente significa que alguien fue enterrado allí o que alguien murió allí. ¿Quizá al usar esa cruz colgando del cuello, lo que ellos tratan de decirnos es que están muertos desde el cuello hacia arriba? Eso explicaría muchas cosas. Wayne Aiken 

    Hago del conocimiento de mis apreciados lectores que por ningún motivo, y bajo ninguna circunstancia tengo intenciones de dar respuesta a comentarios anónimos.
    Si tú, amigo lector, deseas recibir respuesta a tu comentario, una vez lo hayas hecho, en el espacio destinado para tal fin, envía a:
    venser5962@gmail
    una copia de dicho comentario y a la mayor brevedad te daré respuesta.
    Lo antes planteado no implica censura de ningún tipo, los comentarios anónimos podrás seguir haciéndolos, sólo que no tendrás respuesta alguna, y bajo ninguna circunstancia, serán censurados.
    Las respuestas, además de ser enviadas a la dirección indicada en los mensajes, serán publicadas en este blog.

    A los lectores...GRACIAS

    2 comentarios:

    1. Muy interesante...
      Entonces un lider espiritual que reprueba un comportamiento con palabras como: es una brutalidad, una estupidez, o usa palabras similares; pero después explica como debiera de actuarse en una situacion similar...
      ¿Es una forma de reprender contradictoria a la fe que se supone profesa?

      ResponderEliminar
    2. Mentiras en la biblia??? O cosas que no estamos dispuestos porque amamos nuestra carne????

      ResponderEliminar