Advertencia:

Este sitio no es recomendable para ovejas y/o rebaños que deban ser conducidos por pastores, este es un sitio para personas pensantes, personas que hagan uso del maravilloso regalo de Dios: el RACIOCINIO, que no es otra cosa que: “USAR LA RAZÓN PARA CONOCER Y JUZGAR"

Si Dios, por quien tenemos la razón, exige sacrificar la razón, es un prestidigitador que hace desaparecer lo que acaba de dar. (Diderot)

No aceptar como verdadero nada que no conozca evidéntemente como tal. (René Descartes)

"Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas" (Evelyn Beatrice Hall)

    miércoles, 6 de enero de 2010

    Visita de Los Magos (Reyes Magos) (Mateo 2:1-12)

    De nuevo Mateo nos sorprende con una información que ningún otro evangelista da a conocer; ni la "matanza de los inocentes" (Mat. 2:16), ni la "visita de los magos" es reseñada en ninguno de de los otros evangelios (Marcos, Lucas, Juan).

    Mateo 2:1-12
     1.- Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
     2.- diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle.
     3.- oyendo esto el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
     4.- y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó donde había de nacer el Cristo.
     5.- Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
     6.- y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de tí saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel.
     7.- Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligéntemente el tiempo de la aparición de la estrella;
     8.- y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
     9.- Ellos, habiendo oido al rey, se fueron: y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, sobre donde estaba el niño.
    10.- Y al ver la estrella se regocijaron con muy grande gozo.
    11.- Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.
    12.- Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

    En la entrada del 28 de diciembre de 2009, bajo el título matanza de los inocentes, hicimos una breve biografía sobre los dos Herodes: Herodes El Grande y Herodes Antipas, en esta oportunidad se hace necesario presentar a Mateo y su presunto evangelio.

    Mateo el Apostol
    De Mateo, en los textos bíblicos, se consigue poca, muy poca información, al extremo que Juan no le menciona en su texto en ningún momento.
    Mateo tan sólo aparece en el Nuevo Testamento cuando es llamado por Jesús: Mateo 9:9, Marcos 2:13-14, Lucas 5:27-29; y cuando Jesús designa a los doce: Mateo 10:2-4, Marcos 3:16-19, Lucas 6:14-16; de igual manera se hace mención de Mateo en Hechos, cuando los apóstoles están en espera del "Espíritu Santo", después de la muerte de Jesús; Hechos 1:13.

    De las citas expuestas de los libros: Mateo, Marcos, Lucas y Hechos concluimos, y esto llama significativamente la atención, que el nombre, o la palabra "Mateo", aparece sólo cinco veces, de igual manera podemos apreciar que el nombre, o la palabra "Leví" aparece tres veces, siendo lo más significativo que en ninguna parte se indica que Mateo y Leví, o Leví y Mateo sean la misma persona, a esta conclusión se llega por inferencia: Si Mateo está sentado al banco de los tributos públicos (Mat. 9:9) y Leví está sentado al banco de los tributos públicos (Marc. 2:14, Luc. 5:27), cuando Jesús extiende su invitación a seguirlo, entonces Leví y Mateo, Mateo y Leví son el mismo personaje, a esto hay que sumarle el que en el libro de Mateo, donde no se le llama Leví sino Mateo, más adelante, cuando Jesús designa a los doce se  le agrega al nombre Mateo, el calificativo de "el publicano", lo cual deja abierta la posibilidad de que Leví y Mateo sean la misma persona. No tiene nada de extraño que Leví haya tomado otro nombre, esta costumbre era bastante frecuente, podemos citar: Abram-Abraham, Saraí-Sara, Jacob-Israel, Simón-Pedro, y así muchos más, era tan frecuente este hecho que en el Talmud existe una disposición, dictada por el rabino Gamaliel, donde se señala que si un hombre o una mujer usa algún nombre que no sea el propio, este, es decir, el propio, debía ser mencionado a continuación del supuesto en todos los documentos legales. En este estado de cosas resulta interesante hablar del nombre Mateo, que en griego es Mattaios, y en hebreo Mathya o Mattai, forma abreviada de Mattathiah o Matatías, nombre famoso para los judíos, por cuanto después de la muerte de Alejandro Magno (323 a.C.), su imperio se repartió entre sus generales quedando Palestina entre la dinastía de los seleucidas, cuya base estaba en Siria, y la de los tolomeos, que reinaban en Egipto. Durante varios siglos Egipto y Siria se disputaron el territorio de Judea (aunque por lo general fue Siria quien lo gobernó). Cuando uno de los seleucidas (Antioco), trató de imponer una cultura uniforme sobre todas sus posesiones, los judíos se rebelaron, pues se intentó destruir varios de los fundamentos de su religión, el jefe de esta rebelión fue el sacerdote Matatías, padre de Judas Macabeo. Uno de los oficiales del rey quiso que los judíos hicieran un sacrificio pagano, Matatías se opuso pero uno de los judíos se prestó para tal acto, momento en el que Matatías ultima al traidor y huye a las montañas con sus cinco hijos, desde allí organiza la resistencia al poder de los seleucidas bajo el grito: "los que estén con Dios que me sigan". A Matatías, después de su muerte, le sucede su hijo Judas Macabeo. Como corolario del relato anterior obtenemos que Leví adoptó este nombre por sentirse, como su homónimo, lleno de celo por Dios y la ley.
    Como algo curioso llamo la atención  respecto al hecho de que a Matatías le sucede Judas (su hijo), y en el Nuevo  Testamento  a Judas (Iscariote) le sucede Matatías el apostol, cuyo nombramiento fue decidido por suertes.

    Mateo el libro
    Mateo, el evangelio, es el primero de los libros que conforman el Nuevo Testamento, pero... ¿es Mateo el más antiguo del Nuevo Testamento y fue en realidad escrito por un apostol?: Estudios hechos por reconocidos eruditos han demostrado que Marcos (el evangelio), es más antiguo que el evangelio de Mateo, fijando la fecha de su creación entre 65 y 70 d.C., y la creación de Mateo posterior al año 70 d.C., uno de los elementos que permiten llegar a esta conclusión es que en Mateo 22:7 se narra la destrucción de Israel ocurrida en el año 70 d.C..
    Con relación a la autoría se ha llegado a la conclusíon que Mateo "compiló" los dichos del Señor en arameo, pero hay indicios de que el texto original del actual Mateo fue escrito totalmente en griego.
    Si definitivamente Marcos es más viejo que Mateo es poco probable que Mateo haya sido escrito por quien se dice, toda vez que Marcos no conoció a Jesús y escribe basado en lo que Pedro le contó, y Mateo habiendo conocido a Jesús tenía información de primera mano, por lo que no necesitaba copiar el evangelio de Marcos.
    De cualquier manera es conveniente traer a colación el que en el judaismo rabínico era frecuente la práctica de escribir una obra literararia bajo el nombre de otro, a este hecho se le denomina seudonimia o seudo epigrafía.
    El señalamiento de los hechos reseñados en los parrafos anteriores nos permite, dejando a un lado la hermenéutica, hacer el análisis de los versículos citados al principio:
    A.- ¿cómo es que algo de tan gran trascendencia, como lo es la visita de unos magos, no sea mencionado en ninguno de los otros evangelios?
    B.- ¿A cuál estrella se refiere Mateo?. Lo más cercano a esa supuesta estrella es la que Kepler nos da a conocer, pero para que fuese esa estrella hubiese sido necesario que Jesús naciese entre 4 y 7 años antes de los que se nos ha dicho. Hay otra alternativa: podría haber sido el cometa Halley, pero entonces la fecha del nacimiento de Jesús debería ser situada 12 años antes.
    C.- Si en nuestra época, con todos los adelantos de los cuales disfrutamos, un eclipse causa gran revuelo, ¿cómo es posible que un hecho de la magnitud que representa la estrella que señala el nacimiento del mesías, hace 2010 años, pase inadvertido para los evangelistas Marcos, Lucas y Juan, quienes no la mencionan para nada?.
    D.- El evangelio según Lucas fue escrito por un seguidor de Saulo de Tarso (mejor conocido como Pablo); si bien es cierto que Saulo no conoció a Jesús, no es menos cierto que el verdadero creador del cristianismo es Saulo, por lo que resulta extraño que en sus epístolas no haya hecho nunca mención de la "estrella de Belén", evento que hubiese sido de una gran relevancia por su connotación milagrosa.
     D.- "oyendo esto el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él."; según Mateo "toda Jerusalen se turbó"....¿cómo es posible que no haya ningún documento histórico que hable de esa "turbación"
    E.- El evangelio de Mateo fue escrito 80 años después de la muerte de Jesús. Después de haber transcurrido la bicoca de 8 décadas, los hechos que no han sido debidamente registrados son suceptibles de modificaciones, y tersgiversaciones...eso suponiendo que hayan sucedido 



    9 comentarios:

    1. Algunas notas que aparecen al final del evangelio de Mateo en numerosos manuscritos (todos posteriores al siglo X E.C.) dicen que el relato se escribió alrededor del año octavo después de la ascensión de Cristo (c. 41 E.C.), lo que concuerda con su contenido. El relato termina cuando Jesús da a sus seguidores la comisión de hacer discípulos, en 33 E.C., y no dice nada de la destrucción de Jerusalén por los romanos en 70 E.C.

      (Por cierto la cita que se da de Mateo 22:7 para indicar que ahí se habla de la destrucción de Jerusalén en 70 E.C. no es correcta. Jesús habló aquí, días antes de morir, y se refirió “proféticamente” en una de sus ilustraciones de lo que acaecería a Jerusalén, igual que cuando dijo: “no quedará piedra sobre piedra que no sea derribada” (Mateo 24:2))

      En su Historia Eclesiástica, Eusebio, historiador del siglo IV, cita a Papias e Ireneo, del siglo II, y a Orígenes, del III, y muestra que todos estos atribuyen el Evangelio a Mateo y dicen que lo escribió en hebreo. ¿Se escribió en realidad en arameo? No según los documentos que menciona George Howard, un profesor de religión en la Universidad de Georgia, E.U.A. Él escribió: “La razón principal para suponer esto es que se creía que en la Palestina de los días de Jesús ya no se usaba el hebreo, que supuestamente había sido reemplazado por el arameo. El descubrimiento posterior de los Rollos del mar Muerto (muchos de los cuales son composiciones en hebreo) y de otros documentos palestinos hebreos que en general son de los tiempos de Jesús muestra ahora que el hebreo estaba vivo y activo en el primer siglo”.

      Parece entonces que Mateo escribió su Evangelio para provecho de cristianos hebreos, pero puede que también lo tradujera al griego común.

      Un examen del relato de Mateo muestra que más del 40% de la información que contiene no se halla en los otros tres evangelios. La genealogía que aparece en Mateo (Mt 1:1-16), también es diferente a la de Lucas (Lu 3:23-38). Cuando se comparan, se ve que Mateo traza la genealogía legal de Jesús a través de José, su padre adoptivo, en tanto que Lucas al parecer dio la genealogía natural de Jesús.

      Otros incidentes mencionados únicamente en el relato de Mateo son: la reacción de José al saber que María estaba encinta, la aparición de un ángel a José en un sueño (Mt 1:18-25), la visita de los astrólogos, la huida a Egipto, la matanza de los niños en Belén y sus distritos (cap. 2) y el sueño de la esposa de Pilato respecto a Jesús (27:19).

      Es obvio que los “astrólogos de las partes orientales”, es decir, de la vecindad de Babilonia, cuya visita al rey Herodes después del nacimiento de Jesús resultó en la matanza de todos los niños varones de Belén, no eran siervos o adoradores del Dios verdadero. (Mt 2:1-18) Se ha comentado que la “estrella” (gr. a•stḗr) que vieron pudo ser un cometa, un meteoro, una supernova o, la idea más aceptada, una conjunción planetaria. No obstante, ninguno de esos cuerpos o fenómenos pudo ‘detenerse encima de donde estaba el niñito’ y así identificar la casa del pueblo de Belén donde se encontraba Jesús.

      Es también notable que solo estos astrólogos paganos ‘vieron’ la estrella. Tanto el hecho de que las Escrituras condenen la astrología como los resultados adversos de la visita —que puso en peligro la vida del futuro Mesías—, permiten concluir que los astrólogos fueron dirigidos por una fuente opuesta a los propósitos de Dios con respecto al Mesías prometido.

      Es razonable preguntarse si el que “sigue transformándose en ángel de luz”, cuya operación es “con toda obra poderosa y señales y portentos presagiosos mentirosos”, que fue capaz de hacer que una serpiente pareciera hablar y a quien Jesús llamó “homicida cuando principió”, no podía también hacer que los astrólogos ‘vieran’ algo parecido a una estrella que primero los condujo, no a Belén, sino a Jerusalén, donde residía un enemigo mortal del Mesías prometido. (2Co 11:3, 14; 2Te 2:9; Gé 3:1-4; Jn 8:44.)

      Saludos. Paco Martínez.

      ResponderEliminar
    2. entonces me parece q tu pretendes q en todos los evangelios venga la misma información... que caso tendría tener los 4 evangelios con el mismo texto, para ese caso mejor se hubiera echo uno no???

      ResponderEliminar
    3. a todo le quieres meter la razón y asi no hay fe que se siembre en tu corazón, mas bien cree sin ver nada y veras que seras luz para otros, pero no pretendas saber todo simplemente cree por Dios. mi correo es mamucha2840@hotmail.com

      ResponderEliminar
    4. que DIOS TE PERDONE Y QUE ALGUN DIA TOQUE TU CORAZON ENDURECIDO,LOS QUE QUIEREN BUSCAR A DIOS SLO DEBEN CREER EN SU HIJO JESUCRISTO PUES EL DIO SU VIDA POR TI POR MI Y POR TODA LA HUMANIDAD LOS QUE AMAN A DIOS CREEN POR FE, NO SE DEJAN LLEVAR POR LA CIENCIA,ALGUN DIA DARAS CUENTA DE TODAS TUS PALABRAS PUES DE TODA PALABRA OCIOSA QUE SALE DE TU BOCA DARAS CUENTA AL SEÑOR DIOS TODOPODEROSO

      ResponderEliminar
    5. POR GENTE COMO TU MUCHOS NO PUEDEN CREER EN DIOS,PERO ESTA ESCRITO EN SU PALABRA QUE AY DE AQUEL POR QUIEN VIENE EL TROPIEZO,TU PRETENDES HACERTE SABIO POR TI MISMO,MAS SOLO EN DIOS PUEDES ENCONTRAR LA SABIDURIA ,QUE TRISTE ES VIVIR ASI,DESEO DE TODO CORAZON QUE DIOS TE ILUMINE Y TENGA MISERICORDIA DE TI Y QUE BUENO Q SOY UNA OVEJA DEL SEÑOR,OJALA ALGUN DIA TAMBIEN TU LO SEAS,DIOS TE BENDIGA

      ResponderEliminar
    6. "que Dios te Perdone" "Por gente como tu".... ¿estos son los cristianos AMOROSOS que ¿tienen la razón? señores la RAZÓN Y LA VERDAD es VIRTUAL, pues es de quien así quiera creerlo e imponérselo a los demás... RAZONEN, den respuestas SENSATAS, PENSADAS, ANALIZADAS... y dejen de estar juzgando y condenando al infierno a los cristianos pensantes e incluso a los ateos, a las personas que simplemente difieren en su análisis bíblico... ¿acaso no fue Dios, Jehová, Elohim, Adonay, El Shaddat, El,Eloah Yahvé, Jehowa, Yeshúa, Allá, Etc...¿quien otorgó el ALBEDRÍO? es decir la LIBERTAD DE PENSAR, RAZONAR, Y ESCOGER SIN IMPOSICIONES...?

      ResponderEliminar
    7. Una cosa es FE CIEGA, y otra cosa es FE LÓGICA...¿que es imposible? claro... para los fanáticos es imposible... pero para gente pensante y sensata es perfectamente razonable...

      ResponderEliminar
    8. ¿Puede haber na fe lógica?

      ResponderEliminar
    9. ¿Pueden ser incongruencias? Tal vez... Tantos años han pasado y la traducción de una a otra lengua hace que cierta información se pierda. cada lengua es el resultado de una forma de pensar distinta, tiene su propia lógica y encierra una cosmovisión distinta. Además, en un principio, no se quería esta información llegue al pueblo... Los traductores fueron personas influenciadas por las modas del momento... Lo único cierto es que, pese a todas esas "Incongruencias" el mensaje de amor, fe, salvación, perdón, arrepentimiento, solidaridad es inmortal... Dice su palabra que hay de aquellos que creyendo ser sabios añaden o quitan palabras al mensaje de Dios... ellos ya tienen su recompensa... Cielo y tierra pasarán, pero su palabra JAMÁS, pese a las tergiversaciones que muchos SABIOS hayan querido hacer, PORQUE SIMPLEMENTE A ELLOS NO LES PARECÍA.

      ResponderEliminar