Advertencia:

Este sitio no es recomendable para ovejas y/o rebaños que deban ser conducidos por pastores, este es un sitio para personas pensantes, personas que hagan uso del maravilloso regalo de Dios: el RACIOCINIO, que no es otra cosa que: “USAR LA RAZÓN PARA CONOCER Y JUZGAR"

Si Dios, por quien tenemos la razón, exige sacrificar la razón, es un prestidigitador que hace desaparecer lo que acaba de dar. (Diderot)

No aceptar como verdadero nada que no conozca evidéntemente como tal. (René Descartes)

"Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas" (Evelyn Beatrice Hall)

    sábado, 16 de enero de 2010

    Moriréis...no moriréis (Gen. 3:1-5)

    Génesis 3:1-5; 3:22
    1.- Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Con que Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?
    2.- Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;
    3.- Pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis para que no muráis.
    4.- Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;
    5.- sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal

    “Pero la serpiente era astuta””…..¿a título de qué la serpiente era astuta, y no sólo astuta, sino que: “más astuta que todos los demás animales?, ¿acaso la serpiente no fue creada, igual que los demás animales y todo lo existente, por Dios?, de ser así, como de hecho lo es, ¿quién le otorgó esa astucia, quién permitió o intencionalmente le otorgó esa “astucia”?.



    El castigo por comer del árbol del bien y del mal era la muerte, obviamente la muerte física; Adán y Eva no tenían las complicaciones filosóficas/religiosas que con el tiempo el hombre fue creando, eran seres puros, simples.



    Definitivamente iban a morir si comían del fruto prohibido, según Dios; pero la serpiente, “más astuta”, contradice a Dios y le hace saber a la mujer que eso es una mentira, y que no sólo no va a morir al comer de ese fruto, sino que, por añadidura, ella y su pareja “serían como Dios, sabiendo el bien y el mal”.



    La mujer come y además induce a su compañero a hacer lo propio; han desobedecido el divino mandato, lo que trae como consecuencia la ira del creador, quien a continuación le impone una serie de castigos a los transgresores……….Pero…….¿y la muerte?.....¿murieron acaso?.....¿o tenía razón la serpiente, cuando desmintió al divino creador, diciendo a la mujer: “no moriréis sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (Gen. 3:5).



    En el mismo capítulo que estamos tratando, pero en el versículo 22 encontramos:

    Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. (Gen. 3:22).

    Según lo indicado en el anterior versículo, Dios, que aparentemente no tenía idea de lo que iba a ocurrir, concluye que: “el hombre es como uno de nosotros sabiendo el bien y el mal” (lo que le había pronosticado a la mujer, la serpiente…..¿mintió la serpiente?....pero ahí no queda todo, lo más llamativo de este versículo es: “ahora pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre”.



    Es necesario poner especial atención en esta oración: “ y coma, y viva para siempre”….



    Ya el hombre (Adán y Eva) había comido del fruto del “árbol del bien y del mal”, lo que según Dios lo convierte en “uno de nosotros” (Gen. 3:22), tal y como dijo la serpiente que sucedería: “Seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal”. Pero… y continúa diciendo Dios: “y coma y viva para siempre”…..entonces (razonando), si el hombre (Adán y Eva) comía del árbol de la vida viviría para siempre, es decir que antes no estaba contemplado en la creación el que el hombre viviese para siempre, ¿?, de ser así, es decir si el hombre desde un principio fue creado mortal, ¿cuál es el castigo?....¿morirás?,….¿cuándo?....obviamente al no ser creado inmortal algún día habría de morir, por lo que el castigo era la muerte,…..pero la muerte inmediata….no fue así. El hombre siguió viviendo durante 930 (novecientos treinta) años, pero con el conocimiento que le otorgaba la apertura de sus ojos. ¿Qué cosa no? Parece que Dios mintió, no así la serpiente.



    ¿Es esta otra de las incongruencias de “La Santa Biblia”?,….lo dejo a criterio de los posibles lectores….si alguien tiene respuesta LÓGICA, RAZONADA Y RAZONABLE, no por fe, no dogmática, por favor hágamela saber….de antemano…..Gracias.

    A todos los posibles lectores les invito a visitar mi otro blog, "Sólo lo insólito", para acceder a él hagan click en este link: http://sololoinsolito.blogspot.com/  





    8 comentarios:

    1. Cuando Génesis 3:1 fue traducido al griego en la versión Septuaginta del siglo III a.E.C., se usó la palabra fró•ni•mos... la misma palabra que después se usó en Mateo 10:16: “Sed, pues, cautelosos como serpientes, y sencillos como palomas” (Versión Moderna); “Sed cautos como serpientes e ingenuos como palomas” (Nueva Biblia Española).

      Allá en 1945, el hebraísta Ludwig Koehler comentó: “La serpiente es tímida. En griego esto puede expresarse bien con frónimos, pues por esta timidez o cautela la serpiente manifiesta que posee y practica frenes”. Fré•nes aquí significa cierta clase de sabiduría instintiva que también manifiestan otros animales. (Compárese con Proverbios 30:24.)

      Sin embargo, hay una razón más importante para el uso de la palabra “cautelosa” en vez de “astuta” en Génesis 3:1. El llamar astuta a la serpiente aquí, precisamente antes de que se describa la seducción de Eva por la serpiente para que peque, pudiera llevar a muchos lectores a concluir que la Biblia pinta a una simple culebra como lo que estaba ideando este proyecto por su propia extraordinaria astucia. Tal interpretación reduciría este relato a la condición de un mito... y un mito bastante ridículo.

      Por el contrario, la Biblia enseña que allá en el jardín de Edén lo que funcionó fue mucho más que alguna culebra astuta. Revelación 12:9 identifica claramente a Satanás el Diablo con aquella “serpiente original”. Él fue el poder invisible y sobrehumano que manejó a aquel simple reptil tal como un ventrílocuo apto maneja el muñeco que utiliza. La cautela natural de la serpiente hacía de ella la selección ideal para el engaño. Cuando no mostró la timidez cautelosa de su naturaleza, sino que, en lugar de eso, denodadamente abrió la boca y empezó a hablar a Eva, aquello captó la atención de Eva con mayor eficacia.

      En cuanto al árbol de la vida, cuando Dios creó a Adán, lo puso en el jardín de Edén (Gé 2:9.) El fruto de este árbol no tenía ninguna cualidad intrínseca que impartiese vida; más bien, representaba la garantía de vivir “hasta tiempo indefinido” que Dios otorgaría a aquel que recibiese su permiso para comer del fruto.

      Como Dios colocó el árbol en el jardín con algún propósito, a Adán sin duda se le hubiese permitido comer de su fruto una vez que hubiera demostrado su fidelidad hasta un grado que Dios considerara satisfactorio y suficiente. Después que Adán transgredió, se le impidió comer del árbol.

      Seguidamente hizo valer su palabra; no permitiría que alguien indigno de la vida viviese en el jardín que había sido creado para personas justas y comiese del árbol de la vida. (Gé 3:22, 23.)
      Saludos de nuevo. Paco Martínez.

      ResponderEliminar
    2. para empezar obviamente la serpiente no se refiere a una simple serpiente común y corriente como las que andan por ahí, mas adelante en apocalipsis se refiere a satanás como la "serpiente antigua" que como aveces dices por inferencia es la misma serpiente q sedujo a eva... y pues el tipo de muerte que se provoco al comer del árbol del conocimiento de la ciencia del bien y del mal fueron ambas... la carnal y la espiritual... carnalmente no murieron al instante pero si ellos no hubieran pecado nunca hubieran muerto porq siempre hubieran estado comiendo del árbol de la vida asi q ese fue el precio de su desobediencia...

      ResponderEliminar
    3. estoy de acuerdo con el autor de la pagina,en el machismo y las incongruencias que hay en ese librillo,tambien se te paso comentar lo que dijo:he aqui, el hombre es como uno de 'nosotros' dice nosotros, pues cuantos dioses eran, ahi se observa que los que escribieron todo eso no eran mas que una bola de canijos que escribian lo que veian y lo que les convenia a favor de ellos mismos, y es lo que la muchedumbre no analiza. mi correo: ranulfo1@gmail.com

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. 2 pedro 3:16 Asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto; en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen—como también tuercen el resto de las Escrituras—para su propia perdición.

        Eliminar
      2. Pues en el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios.... (2).... juan 1:1

        ¿nunca lo habían leído?

        Hagamos* al hombre a nuestra* semejanza ... (2)



        Eliminar
    4. 2 pedro 3:16 Asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto; en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen—como también tuercen el resto de las Escrituras—para su propia perdición.

      ResponderEliminar
    5. Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad. Juan 17:7

      ResponderEliminar
    6. Dios en ningun momento mintio.....desde el principio le dijo al hombre que podia comer de todos los arboles; mas NO del que estaba localizado en el medio del huerto.
      Cuando el hombre decidio prestar mas atencion a una serpiente que hablaba y no a Dios, entonces a Dios le toco intervenir.
      Obviamente un conflicto previo existia en el universo para que Dios diera tal advertencia a Adan y Eva sobre dicho arbol.
      El que desea conocer a Dios, lo encontrara.

      ResponderEliminar